Seguidores

viernes, 21 de enero de 2011

Frio, nordeste y un Payo.




Había que intentarlo.

Los partes para hoy eran muy poco propicios, fuertes vientos del nordeste y grandes olas que superarían los dos metros.
Siempre podemos resguardarnos en esos lugares protegidos de estos vientos, aunque el tema del frió esta mas dificil.
El objetivo principal para hoy no era precisamente la lubina, ya que con el panorama anteriormente mencionado, poco prometía la jornada de caña. Pues bien, no era otro que el de llevar unos oricios al plato...algo que finalmente no conseguí...el pedrero estaba limpio, parece ser que siguen calados y no han querido arrimar en estas mareas.

Con las primeras luces y media marea, comencé a dar unos lances, la zona que cubría estaba muy tapada del viento, con lo que el oleaje tampoco era escesibo.
Es un escenario un poco delicado a la hora de elegir señuelo, porque es frecuente el enroque y la perdida de estos.
Después de intercambiar varias muestras, llego la picada...una lobita había sucumbido a los encantos de un Payo, un señuelo que siempre me ha dado alegrías.
No era muy grande, pero lo complejo del escenario hacia difícil y excitante su captura, que finalmente se produjo con éxito.

Equipo:
Caña Bloody Hart 3m.
Carrete Shimano Stradic 5000
Linea Fireline Braid 0,20
Bajo Seaguar 0,40
Señuelo Payo- color negro y plata.

Un saludo para todos y buena pesca.


El payo y su captura...