Seguidores

martes, 19 de octubre de 2010

Fiebre azul.




Una vez mas continuamos nuestras andanzas en busca de los grandes.

Como ya se vaticinaba, este año ha resultado pésimo... incluso peor que el anterior en lo que a los grandes tunidos se refiere.
Siguen sin acudir a su cita en nuestras aguas, sin nadar por sus rutas, corrientes, etc...
La mar esta llena de cebo, grandes bancos de peces pasto, donde las aves llenan sus buches y después les cuesta incluso despegar.

Pues bien nos hicimos a la mar una vez mas, con insistencia y esta fiebre azul que nos ronda las mentes en estas épocas del año, buscamos los grandes tunidos que siempre nos habían dado tantas alegrías, recorrimos millas y millas una vez mas efectuando el ya típico curri de altura...pero no obteníamos lo que buscabamos.

Aunque eso si, los tunidos menores nunca fallan y amenizan en gran medida, las jornadas que de no ser por estos serian tan monótonas.
Recorrimos una buena zona, donde el cordón de estos peces era bastante activo. Una vez conseguidas varias capturas a curri, tocaba divertirse un poco.

Equipo ligero de spinninig (blody de hart acc- 15/35gr.) una caña de acción rápida y con una gran reserva de fuerza en su blank, la cual me sorprendió por su nervio al pelear con estos incansables peces.
Al final de la linea colgaba un señuelo del que ya habíamos visto algo anteriormente, el missil de hart que no defraudo y que fue atacado una y otra vez, tanto por listados como por sierras y bacoretas.
Esperemos se comporte igual con los robalos.

Quizá este calentamiento de nuestras aguas nos acerque otras especies como el marlin, el dorado (llampuga), pero nos aleja lo que mas añoramos....nuestro bonito.

Un saludo para todos y buena pesca.



Las bacoretas también se vieron atraídas por el missil...




Aunque la actividad era relativamente escasa, el curri nos daba alguna señal.




Juanjo nos muestra el final de la jornada.